Ya no sé como ayudarle

No es fácil tener cerca a un ser querido que está sufriendo algún tipo de enfermedad o dificultad que afecten a su salud física y/o mental. No es fácil manejar el mal humor, la apatía, el comportamiento impredecible o la falta de afecto… Genera preocupación, frustración, miedo… se producen situaciones difíciles de manejar que acaban afectando también a la propia serenidad y equilibrio personales. Es muy importante que como cuidadores, se tenga en cuenta la importancia del autocuidado y se tomen las medidas necesarias para poder protegerse.  Un buen cuidador, no es el que lo aguanta todo, sino el que lo sostiene la situación poniendo límites de manera saludable.

En relación con esto, queremos recuperar el post “Tu síntoma no eres tú” que publicamos la semana pasada, en el que hablábamos de cómo diferenciar de nosotros mismos la sintomatología que se pueda padecer, y  que a veces está dificultando el desarrollo normal de la vida y haciendo que se pierda la perspectiva de quién se es realmente. Utilizamos el vídeo de la OMS “My black dog” para ilustrarlo”. En línea con aquello, os traemos hoy un nuevo vídeo, de los mismos autores, que aporta un poco de luz y esperanza para todas aquellas personas que tenéis cerca seres queridos atrapados en esa dinámica poco saludable y a veces difícil de entender desde fuera.

También está enfocado a la depresión, pero creemos que puede ser de ayuda para cualquier persona que esté teniendo cerca una persona sufriendo, sea cual sea su dolencia.

Esperamos que os guste.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *